matricula verde

La matrícula verde, emitidas por la Dirección General de Tráfico (DGT) en España, es un recurso temporal para vehículos que están en proceso de adquirir su matrícula ordinaria. Su propósito es específico y su uso está estrictamente regulado.

Este tipo de matrícula surge como solución en situaciones en las que un vehículo aún no ha recibido su matrícula definitiva. Los casos más comunes son la compra de un vehículo en el extranjero y su traslado a España o viceversa. Durante este proceso, la matrícula verde permite a los propietarios circular legalmente mientras se completan los trámites para obtener la matrícula definitiva.

Es crucial destacar que estas matrículas temporales tienen una validez limitada de 60 días y no son una solución a largo plazo. Una vez que la matrícula definitiva del vehículo está lista, la placa verde debe ser reemplazada.

La matrícula verde no es un sustituto de la matrícula ordinaria. Mientras un vehículo tenga una placa verde, los propietarios deben estar en proceso de obtener la matrícula definitiva. Los vehículos con placa verde deben cumplir con las mismas reglas de tráfico que cualquier otro vehículo.

Desde nuestra gestoría, podemos ayudarte con la matriculación de vehículos de manera rápida y profesional.

Cómo solicitar la placa verde

El procedimiento para obtener una matrícula verde implica demostrar que el vehículo cumple con las normas técnicas y de seguridad pertinentes y presentar la documentación necesaria para probar la propiedad del vehículo. Cumplidos estos requisitos, la DGT expedirá la placa verde.

Nuestra legislación distingue dos tipos de permisos temporales de circulación, popularmente conocidos por el color de sus placas de matrícula: las placas verdes y las placas rojas.

Las placas verdes son para uso particular y se clasifican en tres clases según su duración temporal o finalidad: de 10 o 60 días, o para el traslado del vehículo a la UE o al extranjero, donde se volverá a matricular. Las placas rojas son exclusivas para empresas o entidades relacionadas.

En el caso de las placas verdes, es importante tener en cuenta que la duración de este permiso es de 60 días, prorrogable de manera excepcional, y sólo permite circular mientras se tramita la matriculación definitiva.

Aunque estas matrículas ofrecen una solución temporal para ciertas situaciones, es fundamental entender su propósito, limitaciones y cómo utilizarlas correctamente para garantizar una circulación legal y segura.

Origen de la matrícula verde

La implementación de la matrícula verde en España responde a la necesidad de un sistema que facilite la transición de vehículos importados hacia su registro definitivo. Este sistema permite una movilidad segura y legal, evitando complicaciones en el tránsito de vehículos aún no registrados oficialmente.

La importancia de la placa verde en España

Entender el propósito y el proceso para obtener una matrícula verde es crucial para los importadores de vehículos en España. No solo facilita la legalidad del tránsito antes del registro definitivo, sino que también asegura que todos los vehículos cumplan con las normativas locales desde el momento de su entrada al país.

La matrícula verde es una herramienta indispensable para la importación y registro de vehículos en España, asegurando un proceso de transición suave y legal. Si estás en proceso de importar un vehículo, familiarizarte con los requisitos y procedimientos de la matrícula verde es el primer paso hacia una experiencia sin contratiempos.