Potencia fiscal de un vehículo

¿Qué son los Caballos Fiscales?

Para entender este concepto, es importante aclarar que los «caballos fiscales» no se relacionan con la potencia en términos de KW o la potencia en caballos de un vehículo, a pesar de su nombre aparentemente relacionado con la potencia.

Los caballos fiscales son el resultado de una fórmula que considera la cilindrada del motor y el número de pistones. Esta cifra se utiliza exclusivamente para calcular impuestos relacionados con vehículos de tracción mecánica, como en el momento de su venta, matriculación o donación.

¿Cómo consultar la potencia fiscal de tu vehículo?

Puedes encontrar esta información en la ficha técnica de tu vehículo. Los CVF o caballos fiscales, normalmente aparecen en la Tarjeta de la ITV de tu vehículo en el apartado llamado CVF. Como curiosidad, debajo de este dato sí que aparece la potencia en kilovatios del vehículo, una medida usada en física y que expresa la potencia que posee el motor.

No existe una equivalencia que nos permita comparar los caballos fiscales con los caballos de vapor del motor, pero estos están ligeramente relacionados entre sí.

Esta relación se debe a que, para calcular la potencia fiscal del vehículo, tenemos que conocer algunos datos que influyen en la potencia de un motor, concretamente:

  • El número de cilindros
  • La cilindrada

En otras palabras, la potencia fiscal se obtiene mediante la cilindrada del motor. Por ello se utilizan valores como la carrera del pistón, el diámetro de cilindros y el número de cilindros; vale destacar que, cuanto más cilindrada, mayor será la cantidad de caballos fiscales.

Podemos calcular la potencia fiscal con la siguiente fórmula (en un vehículo con un motor de 4 tiempos): Potencia Fiscal = (Cilindrada en cm3 / Nº de cilindros)0,6 x 0,08 x Nº de cilindros.

La fórmula anterior sólo es aplicable en un coche que tenga un motor de combustión de cuatro tiempos. Si deseamos calcular la potencia de un motor de dos tiempos, debemos utilizar un coeficiente de 0,11.

Caballos fiscales en coches eléctricos

Pero, ¿Qué sucede con los coches eléctricos? En este caso, el dato que necesitamos para calcular la fórmula es la potencia efectiva, que se divide entre 5,152. Algo que debes tener en cuenta es que la potencia efectiva no es un dato tan simple de conocer, pues se obtiene mediante el sumatorio de la potencia máxima del vehículo mantenida durante media hora (30 min).

Si deseas conocer varias formas de calcular la potencia fiscal de un vehículo y comprender la relación entre los elementos mencionados anteriormente, aquí te ofrecemos un resumen conciso.

Para motores de combustión, generalmente se emplean dos métodos de cálculo:

Método de Cálculo 1

  • Caballos Fiscales = (cm3 /** Nº de cilindros**)0,6 x 0,08 x Nº cilindros
  • Ejemplo: Seat León TSI 1.4 2009
  • Cilindrada 1390 cm3
  • Nº cilindros: 4
  • Caballos fiscales = (1390 / 4) 0,6 x 0,08 x 4 = 10,70

Método de Cálculo 2

  • Caballos Fiscales = (0,785 x (diámetro cilindros)2 x carrera pistón)0,6 x 0,08 x Nº Cilindros
  • Ejemplo: Audi A3 TSI 1.4:
  • Diámetro de los cilindros: 7,65 cm
  • Carrera de los pistones: 7,56 cm
  • Nº cilindros: 4
  • (0,785 x 7,652x 7,56)0,6 x 0,08 x 4 = 10,70

Caballos fiscales a CV o kW

Recuerda que los caballos fiscales no son una medida de potencia y, por lo tanto, no pueden convertirse directamente en kW o CV. No existe una relación lógica entre estas unidades.

Caballo de Vapor Fiscal (CVF)

El CVF es la unidad utilizada para medir la potencia fiscal, que se emplea para calcular impuestos relacionados con vehículos.

Conversiones comunes:

  • 110 CV se traducen en 13,75 caballos fiscales.
  • 150 CV equivalen a 18,75 caballos fiscales.
  • 90 CV corresponden a 11,25 caballos fiscales.
  • 160 CV se convierten en 20 caballos fiscales.
  • 140 CV equivalen a 17,5 caballos fiscales.
  • 106,4 CV se traducen en 13,30 caballos fiscales.

El conocimiento de la potencia fiscal y los caballos fiscales de un vehículo no sólo es relevante para comprender su impacto en los impuestos relacionados con vehículos de tracción mecánica.

Cuando se trata de vender, matricular o donar un vehículo, es esencial garantizar que todos los aspectos legales y fiscales estén en orden. Aquí es donde entra en juego un servicio de gestoría de vehículos especializado en trámites administrativos como Autogestoría Online. Estos profesionales tienen un profundo conocimiento de los requisitos legales y fiscales que rodean a los vehículos, incluyendo la determinación de la potencia fiscal y los caballos fiscales.

Un servicio de gestoría de vehículos puede proporcionar asesoramiento experto para asegurarse de que los propietarios de vehículos cumplan con todas las regulaciones aplicables al vender, matricular o donar un automóvil. Esto incluye la presentación de documentación adecuada, el cálculo de impuestos correspondientes y la gestión de los trámites necesarios con las autoridades pertinentes.