Matricular vechículo histórico en España

Matricular un coche histórico es una tarea que requiere tiempo y una inversión económica. Hay varios requisitos que debes cumplir. Sin embargo, una vez registrado, estarás exento del impuesto de matriculación y de las normativas de control de emisiones.

En España, un vehículo antiguo puede clasificarse de tres maneras: coche viejo, clásico e histórico. Cada categoría tiene sus propias características distintivas. Si decides matricular tu coche como histórico, puedes realizar este proceso de manera más sencilla con la ayuda de Autogestoría Online. Tu vehículo debe cumplir con ciertas condiciones establecidas en el Reglamento de Vehículos Históricos:

  • Debe haber sido fabricado o matriculado hace al menos 30 años.
  • Su producción debe haber cesado.
  • Debe conservar su estado original y no haber sufrido cambios significativos en sus características técnicas o componentes principales, como el motor, frenos, dirección, suspensión o carrocería.

Además, podrá ser considerado como vehículo histórico en el caso de que:

  • Esté incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o ha sido declarado bien de interés cultural.
  • Tenga un interés especial, ya sea por haber pertenecido a una personalidad destacada o por haber participado en eventos históricos importantes.
  • Se considere un vehículo de colección por su singularidad, escasez o alguna característica excepcional que justifique su inclusión en la categoría de vehículos clásicos.

Pasos para la matrícula histórica

  1. Inspección inicial en un laboratorio oficial reconocido por la Comunidad Autónoma.
  2. Resolución favorable de catalogación como vehículo clásico por parte de la Comunidad Autónoma.
  3. Inspección técnica previa a la matriculación en una estación de inspección técnica de vehículos.
  4. Solicitud de matriculación como vehículo clásico en la Jefatura Provincial de Tráfico.

Documentación necesaria

  • Comprobante de pago o exención de los impuestos pertinentes.
  • Formulario de solicitud de matriculación.
  • DNI del titular.
  • Documento de la Comunidad Autónoma que cataloga el vehículo como clásico.
  • Tarjeta de ITV que demuestre su elegibilidad para matriculación clásica.
  • Cuatro fotografías a color del vehículo.
  • Permiso de circulación si el vehículo aún se utiliza.

El proceso de matriculación implica una tasa aproximada de 100 euros. Para ciclomotores, la tasa es de unos 30 euros. Recuerda que no puedes conducir el vehículo durante este proceso a menos que solicites placas temporales verdes y asegúrate de contar con un seguro de vehículo válido.

Beneficios de matricular un coche como histórico

  • Inspección técnica vehicular (ITV) cada 2 o 5 años, según la antigüedad del coche.
  • Exención de limitaciones por normativa anticontaminación.
  • Seguros generalmente más económicos que para vehículos no clásicos.

Sin embargo, como desventaja, el proceso de matriculación puede ser tedioso y requiere una inversión económica.

Actualizaciones en el Reglamento de Vehículos Históricos

Las Comunidades Autónomas, la DGT, el Ministerio de Industria y la Federación Española de Vehículos Antiguos (FEVA) están poniendo a punto un nuevo Reglamento de Vehículos Históricos que actualice el que hay actualmente de 1995 y que seguramente llegará el 2 de enero de 2023. Hay tres cambios principales:

  1. Se están realizando actualizaciones al Reglamento de Vehículos Clásicos, incluyendo:
  2. Acceso a Zonas de Bajas Emisiones para uso esporádico.
  3. Nuevos criterios para la matriculación clásica, divididos en dos grupos:
    Grupo A: Vehículos ya matriculados en España con más de 30 años y ITV vigente.
    Grupo B: Otros vehículos que requieren un informe técnico de un Servicio Técnico de Vehículos Clásicos.
  4. Cambio en la periodicidad de la ITV según la antigüedad del vehículo:
    Entre 30 y 40 años, cada 2 años.
    Entre 40 y 45 años, cada 3 años.
    Más de 45 años, cada 4 años.
    Motos clásicas (sin importar sus años), cada 4 años.
    Vehículos fabricados o matriculados antes del 1 de enero de 1950, exentos de ITV.

En este contexto, Autogestoría Online se convierte en una herramienta invaluable, simplificando significativamente el proceso de matriculación de coches históricos. Nuestro equipo de expertos se especializa en trámites de tráfico, garantizando un servicio eficiente y personalizado.

Al elegir Autogestoría Online, te beneficias de la experiencia y el conocimiento necesario para navegar por este proceso especializado, asegurando que tu vehículo cumpla con todas las regulaciones y requisitos necesarios. Para una experiencia libre de estrés y eficiente en la matriculación de tu coche histórico, no dudes en contactar con nosotros.