¿Se puede poner un coche a nombre de dos personas?

Adquirir un coche con un familiar o un amigo es una idea atractiva para muchos, especialmente por el ahorro en costes de compra y mantenimiento, así como en seguros y revisiones técnicas. No obstante, surge una pregunta importante: ¿es posible poner un coche a nombre de dos personas?

Legislación sobre la titularidad de vehículos

Primero, es crucial entender la legislación vigente en España respecto a la titularidad de vehículos. El artículo 59.3 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial es claro al respecto: solo se permite un titular en los documentos oficiales del vehículo, como el Permiso de Circulación. Así, desde una perspectiva legal, no es posible tener un coche a nombre de dos individuos en los registros de la DGT.

No todo está perdido: Puedes ser cotitular de un coche

Aunque la ley no permite dos titulares en la documentación oficial, esto no significa que no puedas comprar un coche conjuntamente con otra persona. En tales casos, es vital tomar ciertas medidas para asegurar una copropiedad sin conflictos.

La recomendación principal de los expertos en estos casos es la creación de un contrato privado. Este documento no necesita ser formalizado en notaría, pero debe incluir aspectos cruciales para evitar malentendidos en el futuro. Según el Código Civil, el contrato puede realizarse según la ley personal de los otorgantes, sin necesidad de formalidades solemnes.

Elementos clave en el contrato de cotitularidad

El contrato privado debe contener:

  • Fecha y lugar de redacción.
  • Nombres completos, números de identificación y domicilios de ambos compradores.
  • El precio del vehículo y las contribuciones financieras de cada parte, respaldadas con comprobantes bancarios si es posible.
  • Acuerdos sobre el uso del coche, incluyendo asignaciones de tiempo y responsabilidades de mantenimiento.
  • Detalles sobre el reparto de gastos asociados, como combustible, mantenimiento, revisiones técnicas, y seguros.

Ambas partes deben firmar el contrato, quedándose cada una con una copia. Este documento es vital para aclarar responsabilidades en caso de conflictos, herencias, o decisiones unilaterales como la venta del vehículo.

El seguro del vehículo: ¿A nombre de quién?

Aunque el coche solo puede estar a nombre de una persona a efectos legales, el seguro del vehículo puede reflejar la copropiedad. Las compañías de seguros permiten que ambos copropietarios figuren en la póliza. El tomador del seguro suele ser el titular legal del coche, pero es importante definir claramente el rol de cada conductor en la póliza.

Tipos de conductores en la póliza de seguro

  • Conductor habitual: Normalmente, el titular del seguro y el que utiliza el coche con más frecuencia.
  • Conductor ocasional: Aquel que usa el vehículo de manera esporádica.
  • Conductor compartido: En caso de que ambos usen el coche con igual frecuencia.

Es crucial incluir a todos los conductores en la póliza para garantizar cobertura en caso de accidentes. Además, factores como la edad de los conductores, el modelo del coche y el lugar de circulación afectan el costo del seguro.

Aunque legalmente no es posible tener un coche a nombre de dos personas, la copropiedad es viable mediante un contrato privado y un seguro adecuado. Si estás considerando esta opción, es recomendable elegir cuidadosamente las coberturas y calcular el precio de la póliza para encontrar la mejor opción para ambos propietarios.

Si estás considerando esta opción, es esencial manejar adecuadamente todos los aspectos legales y administrativos relacionados con la transferencia y matriculación de vehículos. Aquí es donde los servicios de Autogestoría pueden ser de gran ayuda. Nuestros expertos pueden asistirte para realizarlo todo de la forma más cómoda posible.